No todo es oro lo que reluce:
ventajas y desventajas de ser emprendedor

Nunca hay que olvidar que todo tiene su lado positivo y su lado negativo, por lo que hemos decidido hacer lo propio con el emprendimiento. Con el objetivo de aclarar dudas, en el artículo de hoy encontraréis las ventajas y desventajas de ser un emprendedor.

emprendimiento

Desventajas

Antes de nada, debéis de saber que éstas se incrementan cuando emprendes tú sólo/a por tu cuenta, por lo que los riesgos son mayores. Dicho esto, no es un dato malo porque hoy en día las empresas pueden tener muchos socios y no ponerse de acuerdo en nada, así que, en ese caso, no serviría compartir riesgos.

Las desventajas o inconvenientes son las siguientes:

- Desconocimiento

El emprendedor no es un trabajador por cuenta ajena que cobra a final de mes lo pactado y que se desentiende de lo demás. El emprendedor tendrá que lidiar con el desconocimiento o incertidumbre de qué ocurrirá en el futuro con la empresa.

- No tienes una nómina.

Salvo en empresas bien estructuradas, el empresario no tiene una nómina como tal, sino que ésta variará dependiendo de cómo haya ido al mes. Un mes puede cobrar mucho y otro casi nada, así que tiene que gestionar bien el negocio.

- Riesgos económicos.

Esta desventaja es la que más cala y la que más aleja a las personas a emprender un negocio, ya que el empresario hace frente a las insolvencias y problemas económicos que puedan surgir.

- Realizar distintos trabajos

Esto suele suceder cuando la empresa acaba de dar sus primeros pasos. El empresario va a ejercer distintas profesiones, como ser tu propio director de ventas, contable, comercial, etc.

- Estrés

Vas a estar cuando te necesite la empresa, así que no tienes horario de trabajo como tal, sino que tienes que trabajar durante lo que demande la empresa. De ahí que se suela decir que el emprendedor trabaja 24 horas los 365 días del año.

- Pierdes el control de tu vida.

No tiene por qué pasarte a ti, pero te sumerges tanto en el trabajo que pierdes la noción del tiempo y el conocimiento de todo lo que te rodea, dejando de lado a los amigos, tus aficiones, tu familia, etc.

Ventajas

- No hay subordinación.

Muchas personas llevan muy mal el recibir órdenes de personas que no creen que sean mejores que ellas. Una de las ventajas de ser un emprendedor es que tú eres el jefe.

- Perseguir tus sueños.

Ser emprendedor te proporciona la posibilidad de perseguir el negocio de tus sueños, algo que te encanta y que te permite emplearte a fondo porque no es un sacrificio para ti.

- Creces con tu empresa.

Nadie nace aprendido, pero el tener a tu cargo una empresa te hace madurar y crecer como empresario, lo que te convierte en una persona experimentada para el futuro

- Ganas más dinero

. Si haces las cosas bien, conseguirás ganar mucho más dinero que si trabajaras por cuenta ajena en el mismo sector.

- Capacidad de selección.

Es tu empresa y como consecuencia eres tú quien contrata a los trabajadores, a no ser que hayas delegado esa función a Recursos Humanos o a un director de plantilla.

- Autorrealización.

Esto no se puede pagar con dinero porque la sensación de placer que produce es inigualable. No hay mayor satisfacción que sentirse autorrealizado y esto se da cuando hacemos nuestro trabajo correctamente y hacemos funcionar como es debido a la empresa.

Como veis, ser emprendedor tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, lo que tenéis que tener claro es qué os merece más la pena.

Contactenos

Nombre

E-mail

Teléfono

Mensaje



ARTICULOS RECIENTES