Cómo Alipay ha cambiado la vida de los consumidores chinos

Cómo Alipay ha cambiado la vida de los consumidores chinos

Cuando hablamos de la influencia creciente del grupo Alibaba en el comercio electrónico doméstico e internacional, no se considera con la importancia que merece el decisivo impacto de su sistema de pago, Alipay, en la evolución de la compañía. Alipay supone para la compañía la clave de bóveda de todo su sistema de confianza, al ofrecer un sistema de pago fácil y seguro para el comprador, proporcionando a los comerciantes locales y occidentales una forma de vender bienes y servicios al país con la mayor población de Internet del mundo. Aún en proceso de inicio de su desarrollo internacional, es, en la actualidad, el medio de pago online (con permiso de iTunes) con mayor número de cuentas del planeta, más de 900 millones, además de procesar más del 50% del comercio electrónico del país asiático, según datos de Iresearch.

Alipay revoluciona las compras onlineEl nacimiento de Alipay vino ligado al lanzamiento de Taobao en 2004, marketplace C2C del Grupo Alibaba que necesitaba de un medio de pago que permitiera las transacciones entre particulares. En la estrategia de crecimiento de Alibaba, Alipay ha participado como facilitador de los pagos en el resto de los portales del grupo, como en la creación de Tmall en el año 2010, hasta acabar consolidándose en una nueva estructura, filial del grupo, llamada Ant Financial Services, que opera como entidad Fintech del grupo, actuando no sólo como plataforma de pagos online, sino como proveedor de servicios financieros como pago móvil, venta online de productos aseguradores, préstamos a empresas, etc.

La salida en el año 2011 del fundador de Alibaba, Jack Ma, como CEO de la empresa para liderar este nuevo portfolio de servicios fue la prueba de la importancia estratégica de los servicios financieros en la evolución global del Grupo: el lanzamiento en junio de 2013 del fondo de depósito Yuebao supuso el inicio de la disrupción en el sector financiero. A diferencia de un banco tradicional, Yuebao no requiere un depósito mínimo, elimina las comisiones por transacción, está totalmente adaptado al móvil, y ofrece intereses a los depositantes de un 3% por término medio, mayor que el provee la banca tradicional china. La estrategia financiera culminó con la obtención de licencia bancaria en julio de 2015 para el lanzamiento de MyBank, en lo que ha supuesto un verdadero terremoto en el entorno financiero, dada la popularidad de la empresa en el mercado chino y, por tanto, la oportunidad de penetración en un sector tradicional fuertemente apoyado en el sector público.

Aprende a vender en Alibaba

Alipay es un servicio de pago muy seguro y flexible, similar a PayPal en la amplia oferta de opciones para pagar desde cualquier terminal conectado a Internet. En su última actualización, Alipay incluyó conexión con redes sociales y pagos offline, lo que supone un gigantesco salto de calidad que les permite ampliar su apuesta por poner el “pie en tierra” y acometer el pago de servicios tradicionales, como el pago físico de billetes de transporte, recibos de la luz, sanciones de tráfico… posicionándose con fuerza en el creciente sector O2O. Este movimiento tiene una importancia capital, habida cuenta de que el principal rival de Alibaba es el grupo Tencent, fuertemente asentado en el sector de alimentación y que ha lanzado recientemente una aplicación, Ele.me, orientada a la compra de productos gastronómicos a través del móvil. Tanto Alibaba como Tencent batallan, además de por el mercado financiero (Tencent lanzó WeBank en Enero de 2015), por el mercado multicanal (O2O), donde el móvil se convierte en el dispositivo para comprar de cualquier tipo de producto o servicio, tanto en entornos online como offline y en elemento clave en la estrategia de fidelización de usuarios para cualquier vendedor. La apuesta decidida del grupo por la penetración en este sector ha concluido recientemente con la unificación de sus activos en el sector de la venta de comida a domicilio en una única empresa, Koubei (“reputación de boca a oreja”, podría ser la traducción), una iniciativa con 1.000 millones de dólares de financiación, en la que Ant Financial Services Group y Alibaba integrarán tanto la tecnología y la experiencia de ambas compañías en comercio electrónico como el análisis de cantidades masivas de datos de sus usuarios en tiempo real para proporcionar el usuario una plataforma integral en la que ofrecer platos, alimentos y bebida a domicilio, en alianza con tiendas y restaurantes locales.

Cómo funciona Alipay

Cómo funciona AlipayEl funcionamiento de Alipay como medio de pago es muy sencillo: está conectado con la cuenta del banco (hay en la actualidad 24 bancos colaborando con Alipay), desde donde se puede ingresar y retirar dinero, para su uso en multiples aplicaciones online y offline:

  1. Compras en todas los portales B2C del grupo (Taobao, Tmall, Juhuasuan)
  2. Cupones para películas (muchas de ellas de la propia Alibaba, a través de su filial, Alibaba Pictures).
  3. Compras de todo tipo a través de chat online (P2P)
  4. Billetes de avión y tren.
  5. Transferencias internacionales
  6. Comida a domicilio, a través de Koubei.
  7. Pago de facturas y administración electrónica (impuestos, multas, etc).
  8. Gestión de las cuentas familiares.
  9. Recargas para videojuegos, apps populares.
  10. Pago de parkings y transporte público, incluidos taxis.
  11. Donaciones.
  12. Seguros online
    y un largo etcétera.

Sorprende que esta información sea tan poco conocida en los países occidentales, de donde parece que surgen los modelos más innovadores en material de medios de pago; la realidad es que los esfuerzos de Facebook y Google por incorporar botones de compra (Facebook Buy y Google Buy) o la reciente alianza entre Twitter y Stripe para desarrollar Relay, herramienta para comercios que facilita la venta de sus productos mediante la inclusión del botón ‘Comprar’, no son sino la respuesta a la pujanza y habitualidad de este tipo de servicios entre los consumidores chinos.

A la conquista del mercado offline

Supermercado chinoA finales de junio de 2015 ya había más de 130.000 tiendas offline conectadas con Alipay, a través de AliPOS (el punto de venta físico de Alipay), incluidos supermercados, tiendas de conveniencia, máquinas de vending, centros comerciales, hospitales, restaurantes, transportes públicos, etc. Empresas como KFC , PizzaHut, Haagen-Dazs, Carrefour o Ikea están colaborando con Alipay para pagar con el móvil a través de códigos QR o códigos de barras en establecimientos físicos. Además, pagar a través de Alipay aporta un gran valor a las tiendas, que necesitan de menos dinero en efectivo, reduce los tiempos de espera y facilita la fidelización del cliente, sobre todo del cliente joven: China es un país que tiene más que 2.500 ciudades medianas y pequeñas y captar a la población concentrada en esas ciudades es el objetivo para incorporar la herramienta de pago a la vida local, permitiendo, por ejemplo, el pago de las entradas del cine, cupones de restaurants, karaokes, etc.; facilitando el entretenimiento de amplias capas de la población y negociando con las tiendas offline para la instalación de Wifi gratis a cambio de ofrecer el pago con Alipay.

En Hong Kong hay más de 5.000 tiendas donde ya se puede pagar con Alipay y fuera de China, incluido Singapur, hay más de 30.000 establecimientos conectados al medio de pago. Gran parte del esfuerzo publicitario de Alibaba se está centrando en difundir su propuesta de valor a través del pago móvil: después de los días oficiales de compras online con grandes descuentos (11.11 y 12.12) , el grupo Alibaba propuso el día 28 de cada mes como “Día de Alipay”, poniendo a disposición de los compradores un 20% de descuento en multiples establecimientos físicos. En el primer Día de Alipay, el pasado 28 de mayo, se unieron a la promoción más de 12.000 tiendas de conveniencia, superadas por las más de 20.000 (incluidos grandes supermercados como Carrefour, Auchan y Watsons) en la edición del 28 de junio. Y su plan de expansión a cinco años comprende la instalación de más de un millón de AliPOS en las tiendas para facilitar el pago a los viajeros chinos. Con todo y con ello, es complicado que este sistema traspase sus fronteras, por lo que, al menos de momento, la competencia se centra con el resto de métodos de pago móviles se centra en China.

El modelo de Alipay se extiende como mancha de aceite a otros sectores. La conexión con el hospital es otra de las aplicaciones prácticas: antes de finales de 2015, quieren incluir más de 100 hospitales dentro del Alipay, en un sistema en el que todos los usuarios podrían solicitar cita, recoger los resultados y pagar las medicinas asociadas, así como incluir comentarios sobre los médicos que les han atendido.

En próximos artículos analizaremos las analogías y diferencias entre los dos grandes bancos de Internet (Internet Banking), MyBank y WeBank, tanto en su impacto en la creciente rivalidad entre los dos grandes grupos, Alibaba y Tencent, como en el panorama bancario tradicional.

Accionista de Internet. Emprendedor en construcción. Cinéfilo compulsivo. De los que pagan el gimnasio y no van. Profesor del Instituto de Empresa.
Sin comentarios

Responder

*

*